Mascherano: “Tuve que adaptarme para jugar en un equipazo como el Barça”

  • El ex centrocampista azulgrana habla con su actual presidente en Estudiantes, ‘La Bruja’ Verón, en un Instagram ‘Live’ y explica cómo lleva el confinamiento y repasa su trayectoria

Masceherano, en el Barça de la temporada 2014-15, campeón del triplete

Javier Mascherano, ex centrocampista del FC Barcelona y ahora en las filas de Estudiantes de la Plata, se sometió a las preguntas de su ex compañero en la selección y ahora presidente de Estudiantes, la ‘Brujita’ Verón a través de una conversación en Instagram Live, donde habla del éxito durante su etapa en el Barça, con el que conquistó el triplete la temporada 2014-15.

Mascherano y Verón, tras el fichaje del primero por Estudiantes de la Plata
Mascherano y Verón, tras el fichaje del primero por Estudiantes de la Plata

“Tuve la suerte de jugar en un equipo como el Barcelona… ¿Cuál era mi virtud? Nada, haber hecho todo lo posible para ir a ese club donde, después de adaptarme a las circunstancias de ese equipazo, tuve la posibilidad de ganar”, explica el ‘Jefecito’.

Sin embargo, Mascherano explica que deja más huella la derrota que la victoria. “Pero llegábamos al final de la temporada, eran diez minutos celebrando y se terminaba. Diez meses peleando por eso, llegás al último día, lográs el objetivo y decís, ‘¿era esto?´. La victoria es efímera y la derrota cala hondo, tiene consecuencias graves y es muy difícil convivir con ella”, admitió ‘Masche’.

A continuación, la transcripción de la conversación de Mascherano y Verón.

Verón: ¿Cómo la llevás?

Mascherano: Como se puede, aprovechando para hacer cosa que no hacemos en todo el año. Y vos.

Verón: Tranqui, ja, aprendiendo a limpiar.

Mascherano: Sí, te vi cortando el pasto.

Verón: Claro, después estuve dos días con dolor de espalda. Ahí entendés lo que es laburar. ¿Y vos cómo te arreglás?

Mascherano: Yo estoy acostumbrado a hacer las tareas de la casa porque viví mucho tiempo solo. Y ahora estoy ayudando a mis hijas, ando detrás de mi hijo, juego a las cartas. A pesar de todo, está bueno dejar un poco el teléfono, la tablet. Los chicos están teniendo hábitos que teníamos en nuestra infancia y adolescencia.

Verón: ¿Sentís agobio o encierro? ¿No de tener ganas de salir a la calle?

Mascherano: Para mí es llevable. Estoy acostumbrado a pasar la mayor parte de mi tiempo en casa. Y está bueno. Hoy es lo que tenemos que hacer todos.

Consejos durante el confinamiento

Verón: Todos tenemos momentos de ansia. ¿Hay algo de lo que vos pasaste en el fútbol que te ahora ayude a bajar revoluciones?

Mascherano: Busco hacer cosas. En este caso no es hacerlo a nivel individual sino grupal. Por ejemplo, hace rato tomaste dos millones de mate, y ahora te ponés a pensar en familia qué preparar para cenar. Creo que tenemos que encontrar tareas para hacer entre todos. Es más, trato de disfrutar estas cosas que uno había dejado de compartir.

Mascherano y la Bruja Verón
Mascherano y la Bruja Verón

Cómo ve el futuro

Verón: ¿Se llega a proyectar algo o a pensar en el futuro?

Mascherano: Ja, no quiero pensar más, basta de pensar. No, siempre es momento de reflexionar.

Verón: ¿Cómo te estás en tu nueva vida e la Argentina?

Mascherano: Bien, cuando uno decide venir a la Argentina, sabe en lo que se está metiendo. El fútbol en la Argentina es muy dinámico. Depende mucho de los resultados, todo y puede cambiar rápido. Pero más allá de eso, estoy muy contento por cómo es el club, por cómo me han tratado. En este tiempo me he adaptado a la vida diaria. Sabemos que los resultados deportivos pueden mejorar.

Verón: Seguramente en un tiempo vas a volver a la rutina.

Mascherano: Sí, por más que me entrene solo, y que los profes manden planes, el hecho de no estar adentro de la cancha es difícil. No es lo mismo. Esta claro que la prioridad es salir de este momento. Si salimos rápido, va a hacer que podamos volver pronto.

La solidaridad dentro del fútbol

Verón: Justo en estos días que se hablaba de la rebaja de sueldos en Barcelona, se le carga al jugador con que debe ser más solidario. Pero el futbolista siempre ha sido solidario. Vos, por ejemplo, hiciste un montón de donaciones.

Mascherano: Quizá muchas veces el futbolista es un blanco fácil, porque se suele hablar de sus posibilidades económica. Y es como que moralmente el jugador está obligado a colaborar. Esta claro que en una situación como la actual, todos vamos a tener que colaborar. Lo que pasa es que muchos de nosotros no necesitamos estar comentando o diciendo en qué o donde hacemos colaboraciones. Me ha pasado de ayudar a diferentes entidades y no quise que se supiera nada. Eso debe salir del corazón, y le debe servir a cada uno espiritualmente. Esto no se hace por el qué dirán.

El triunfo y el fracaso en el fútbol

Verón: Se habla y se marca el mal momento, el fracaso, el error y cómo se convive. Yo tuve más fracasos que victorias en mi carrera y no es algo que me moleste reconocer. Hoy mismo con lo que hago se vive y se convive con eso.

Mascherano: Me pasa un poco lo mismo que comentás vos: no conozco o no creo que haya jugadores o deportistas que no hayan tenido fracasos, por llamarlos de alguna manera, o un montón de malos momentos, de derrotas que duelen. Nosotros tenemos el problema de que las derrotas duran más que las victorias. Tuve la suerte de jugar en un equipo como el Barcelona… ¿Cuál era mi virtud? Nada, haber hecho todo lo posible para ir a ese club donde, después de adaptarme a las circunstancias de ese equipazo, tuve la posibilidad de ganar. Pero llegábamos al final de la temporada, eran diez minutos celebrando y se terminaba. Diez meses peleando por eso, llegás al último día, lográs el objetivo y decís, ‘¿era esto?´. La victoria es efímera y la derrota cala hondo, tiene consecuencias graves y es muy difícil convivir con ella.

Verón: Sí, comparto lo que decís.

Mascherano: En TyC Sports dieron el otro día el partido ante Irán. Seguro que para el domingo van a pasar la final (del Mundial de Brasil) y la voy a ver un rato. Puta madre, qué cerca estuvimos. ¿Si nos hubiera cambiado la vida? No, pero eso es lo que hace la derrota. La volvés a ver un rato y te machacás de nuevo. Y en la victoria no pasa eso, no analizás, ganaste y ganaste. Vos habrás visto la final con Cruzeiro y no la analizás; quizá a la derrota con el Barcelona le empezás a buscar los peros. Esto es así.

La lectura de la crisis

Verón: Hoy está bueno quedarse encerrado. Esto nos debe servir. Y tenemos que agradecer a toda la comunidad hospitalaria, a los que recolectan la basura, a la policía. El deporte tiene empatía en estos momento. Vos, a lo largo de tu carrera, transitaste y filtraste muchas dificultades. Por eso quería preguntarte cómo se hace.

Mascherano: Lo bueno suele pasar volando. Y con lo malo hay que tener paciencia y confiar.

Mascherano: Se fue un entrenador y vino uno nuevo. O mejor dicho, se sumó una dupla de ídolos del club. Ellos tienen el desafío de encarar esta primera experiencia. Y nuestro desafío es ayudarlo. Depende de lo que podamos hacer. Eso es lo lindo del fútbol. Los que tuvimos la posibilidad de vivir las dos caras de la moneda, buscamos desafíos, tratamos de revertir situaciones, de retroalimentarnos. Eso me gusta y me genera ilusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *